Con el objetivo de resaltar los valores que han hecho de la Antigua Guatemala una ciudad icónica y premiada a nivel mundial, presentamos la campaña 200 Años a la Antigua, que promoverá la magia, solemnidad, generosidad y autenticidad, entre otros.

Esta campaña viene a reforzar un mensaje positivo con el que los antigüeños quieren gritar al mundo que tenemos mucho que ofrecer tanto para los locales como para los visitantes de todo el mundo.

Antigua Mágica

 La Antigua Guatemala es fuente de inspiración desde artistas hasta cineastas pasando por fotógrafos de talla mundial, ya que ofrece todo lo que otras ciudades similares no tienen en sus habitantes y calles: Magia.

Los atardeceres de noviembre, las tardes de lluvia que mojan las centenarias piedras para darles un toque idílico, las caminatas por la Calle del Arco de Santa Catalina o las aventuras en la parte alta de las aldeas El Hato o San Mateo forman parte de la magia de un Municipio único con características que los visitantes no dejan de enamorarse.

Antigua Solemne

 Uno de los máximos valores de La Antigua Guatemala es su religiosidad que tiene la máxima expresión en la Cuaresma y Semana Santa, donde se conjuga una increíble amalgama de colores, sabores y olores.

Al paso de las veneradas imágenes de pasión se teje toda una cultura que convoca a miles de personas locales y visitantes, con un solo objetivo, conmemorar el flagelo de Jesucristo y su Resurrección.

Antigua Generosa

 Mientras mas nos adentramos en las entrañas de La Antigua Guatemala nos damos cuenta de la calidez de su gente, de lo mucho que ofrecen sus artesanos y de la invaluable generosidad con iniciativas históricas como las Obras Sociales del Hermano Pedro que se constituyen como la mejor herencia del Santo de Guatemala el hombre que hace más de 300 años recorrió nuestras calles anunciando un mensaje de amor y paz.

Antigua no se rinde y ofrece su mejor cara, a pesar de la pandemia de COVID-19 que ha golpeado a muchos sectores del Municipio, pero gracias a la unión de muchas personas de distintos sectores y al liderazgo del Alcalde Víctor Hugo Del Pozo el destino se ha mantenido de pie y con los brazos abiertos.

200 Años a La Antigua nos enseña y nos da mensajes que es posible vivir en armonía y nos recuerda a los antigüeños el verdadero valor de nuestro patrimonio.