Este sábado 9 de mayo lo recordaremos con nostalgia, ya que debido a las fuertes lluvias del día anterior el histórico y emblemático “árbol del Hermano Pedro” a cedido. Este árbol que es parte del patrimonio y del corazón de los antigüeños lo recordaremos con gran cariño.

A continuación le dejamos una reseña histórica del Árbol del Hermano Pedro.

La tradición oral nos refiere a que en el año 1657, en La Antigua Guatemala, el Hermano Pedro se dirigía a visitar la imagen de la Inmaculada Concepción de María, en su camino encontró sencillo en busca de ayuda, el religioso fue en busca de alimentos y cuando se inclinó para darle de beber al hombre que pedía ayuda, notó un aroma único que nunca antes había sentido. Al levantarse se dio cuenta de que el olor emanaba de una rama cubierta con flores blancas.

Se trataba de una rama de un árbol de Esquisúchil, por lo que el Hermano Pedro decidió que plantaría aquella rama con flores tan blancas y puras en el patio de la capilla de El Calvario.

Sin embargo, antes de plantarla le quitó todas las flores para ofrecérselas a la imagen de la Virgen Dolorosa que se veneraba en esa iglesia.

De aquella fecha aproximadamente el árbol habria sobrevivido 361 años manteniéndose en pie y floreciendo abundantemente en distintas épocas del año, esto hace que a su flor se le atribuyan propiedades medicinales.

El árbol fue declarado Patrimonio Cultural de la nación.

Recientemente el trabajo de del Dr. Miguel Torres se logró trasplantar vástagos de este árbol en algunas plazas y sitios emblematicos de la ciudad.